• junio 25, 2021
  • Janet Álvarez Miranda
  • Design

Por Verónica Pruneda

El verano se impone, y con él llega su propia paleta de colores   donde siempre el sol es el protagonista. Este año coincide con el amarillo del Pantone 2021 reforzando la idea, proponiendo  un amarillo brillante más no fluorescente con el  “Yellow Illuminating” (PANTONE 13-0647), que nos llena de calidez,  luz, optimismo y positividad. En otro artículo hablaremos del Pantone del año pues es un tema interesante de abordar.

Siempre el verano nos remite a esta idea de días soleados y amables, nos conecta con la playa, los días de vacaciones y también con las primeras lluvias.

Es una estación del año que nos conecta inmediatamente con la vida, lo luminoso y nos llena de energía. 

El verano viene lleno también de flores frescas  pero con colores mucho más brillantes, le da continuidad a la ligereza de la primavera que sucedió hace 3 meses aportando una sensación nueva de luz y de calor. 

Aquí algunos tips para crear una atmósfera de acuerdo con la estación:

  •         Tratar de usar colores blancos o crudos naturales con acentos de color  de la temporada, así como  telas de lino, algodón y bambú para dar frescura y  ventilación, al mismo tiempo que privacidad, especialmente en lugares más calurosos.

    •       Incorporar acentos y una paleta de color luminosa y brillante en accesorios.

    •       Usar esencias y aromas de coco y otros frescos  que nos evoquen una  playa, una alberca y la frescura de la brisa del mar.

Estilos y tendencias del verano

Los estilos como el “Boho Chic” y el “Jungalow” tienen una fuerte presencia este año, tanto como tendencias actuales, como por que el verano es un fuerte protagonista intrínseco en ellos. 

Nos habla de ambientes desenfadados, relajados y  unidos con la naturaleza. Hablaremos de cada estilo en un próximo artículo.

Los tejidos y los estampados naturales son elementos principales para transformar un habitación. El yute, el mimbre, el algodón, el lino en textiles y accesorios nos aportarán una sensación de frescura y nos harán un ambiente relajado que nos conecta con la naturaleza, así como las plantas, las flores y las frutas de la estación.

La mantelería, los cestos, las toallas de baño y de cocina, los blancos de cama, los cojines  y los tapetes son algunos de los accesorios que nos marcarán el cambio de estación, en el verano ya podemos empezar a pensar en frazadas ligeras sobre  algún sofá que siempre otorgan un toque chic e interesante.

También la loza de la vajilla puede cambiar por alguna cerámica de acuerdo a que los alimentos y platillos de la temporada, así como los vasos y las copaste colores para vestir la mesa.

Tomemos cada estación del año como fuente de inspiración, como un despertador y, a la vez, como un recordatorio permanente, para acometer algunos cambios y mejoras en nuestra vida. Feliz verano lectores

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *