• mayo 30, 2020
  • Janet Álvarez-Miranda
  • Agua

Con la belleza y el esplendor que causa el suave oleaje del mar en las costas de nuestro bello México, apunta a que es el lugar indicado para pasar momentos con acción y que mejor que en un ejercicio que te alinea con el mundo, el esquí en agua.

Para ello, tenemos un sinfín de lugares dentro de las costas mexicanas, en lo personal practico este deporte en Acapulco o en cualquiera de sus lagunas, se presta de forma espectacular. Dejando atrás toda energía de baja vibración, realmente te ajusta el cuerpo y al primer chapuzón en el agua ya cambio todo (¿por qué siempre al subirme en la lancha pienso hoy será un buen día para esquiar?)  con el agua de un azul profundo es momento de empezar a disfrutar del jalón de la lancha.

Esta actividad es una combinación de dos deportes, el surf y el esquí y puede realizarse en múltiples modalidades, dependiendo del nivel de experiencia de cada deportista. Una de estas variantes, quizá la más impresionante, es el wakeboard, que se practica con una tabla plana, parecida a la que se utiliza para surfear, esta ayuda al practicante a poder elevarse y rebotar sobre el agua, realizando una serie de acrobacias en cada ascensión.

Surcar las aguas sobre unos buenos esquíes, proporciona una sensación de poder y adrenalina insuperable; sentir el movimiento del agua y luchar para no caer es algo increíble, en donde la destreza es parte fundamental, y qué decir si miras a tu alrededor, la estela que deja la lancha se convierte en un obstáculo divertido a vencer.

Se pueden alcanzar velocidades sorprendentes, de más de 50 kilómetros por hora, incluso cada competencia está delimitada por una velocidad máxima, dependiendo del sexo o la edad de los participantes. Es impresionante ver a los esquiadores realizando toda serie de piruetas y figuras sobre el agua en pocos segundos, todas con un alto grado de dificultad; mientras la lancha los conduce, rozando el agua y dejando a su paso nubes de diminutas gotas que se esparcen con el viento. ¡Una experiencia única!

Al igual con los impresionantes saltos que consigues con las rampas y los trampolines flotantes, incluso se realizan torneos donde los concursantes han logrado batir, de forma espectacular, retos de distancia y longitud.

Un verdadero placer es sentir la vibración del motor de la lancha, que tira de tu cuerpo con una energía contagiosa, haciéndote viajar por el aire y que, por un instante, quizá de minutos u horas, llegues a esa asombrosa conexión entre lo natural y lo corporal.

Realmente un deporte que une a la familia a los amigos, a su vez muy divertido, es importante destacar que, para sobresalir en el esquí, deberás tomar en cuenta que es un deporte que implica una instrucción y un entrenamiento básico, una práctica continua y ganas de sentirte libre…

! #ATREVETE # DISFRUTARESLAUNICAREGLA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *