QUINOA

Entre todos los granos es el que contiene mayor nivel nutricional y se cocina de la forma más rápida, además de ser súper versátil, ya que la podemos comer salada o dulce, fría o caliente. La quínoa ha sido consumida cerca de 8.000 años, es un grano ancestral peruano.  Se dice que este grano le daba la capacidad a los Incas de correr largas distancias y a gran altura, y así construyeron Machupichu.  

USOS Y PREPARACIÓN 

Cocinar la quinoa una vez que sabes cómo es muy fácil, te voy a explicar.

Mientras la quinoa se cocina, el germen que envuelve el grano se rompe y forma un espiral crujiente, pero al mismo tiempo el grano interior se vuelve suave y traslúcido. La doble textura hace que este grano sea diferente, delicioso y divertido de comer. 

 Se puede recalentar con tan solo un poco de leche vegetal y un poco de nueces para preparar un rico desayuno tipo avena. De la misma manera se le puede agregar frutas secas, nueces y canela para una merienda dulce.

 Para una ensalada puedes añadir vegetales crudos finamente picadas y aderezo. O con tan solo un poco de tubérculos cocidos para un platillo caliente. 

La quinoa se almacena seca y cruda en frasco de vidrio sellado, en un lugar fresco, seco y oscuro puede durar hasta un año. 

Se debe enjuagar antes de cocinarla para removerle una pequeña capa amarga y tóxica llamada saponina que contiene de forma natural. La saponina, cuando se le quita a la quinoa produce un aspecto jabonoso en el agua. Pareciera que esta sucia de jabón por que le salen burbujitas. Aunque la quinoa se enjuaga antes de empacarse y venderse es preferible volver hacer en casa colocándola en un colador con bastante agua. Luego se pone en un sarten con agua, si vas a hacer una taza de quinoa necesitaras dos de agua para cocerla, a fuego bajo por un promedio de 18 minutos, hasta que el grano truene.

Te comparto una receta que me encanta, es Tabule ajustado a quinoa.

Ingredientes:

  • ½ taza de perejil 
  • Cebollín 
  • ¼ de taza de menta 
  • El jugo de un limón
  • Aceite de oliva
  • Sal de mar
  • 2 dientes de ajos picados finamente
  • 3 tazas de quinoa cocida
  • 1 pepino picado en cubitos chiquitos
  • 1 jitomate grande picado sin semillas

Procedimiento

En un procesador mezclar el perejil, el cebollín, la menta, el limón, el aceite de oliva, la sal de mar y el ajo, y mezclar hasta tener como una salsa. Luego combinar la salsa con el pepino, el jitomate y la quinoa. Mezclar hasta que este uniforme.

Tradicionalmente el tabule se acompaña con pan pita, pero te sugiero que laves unas hojas de lechuga orejona y las uses como para hacer taquitos, ¡no sabes que rico y fresco queda! 

Ojalá lo disfrutes mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *