• abril 14, 2021
  • Janet Álvarez Miranda
  • Movimiento

Recuerdo desde la infancia la importancia que tenían los buenos hábitos, la disciplina … veamos su definición como tal: los hábitos son todas aquellas pautas estables del comportamiento que ayudan a los infantes a formarse mejor, permitiéndoles organizarse tanto a nivel personal como colectivo, los hábitos son conductas que repetimos muchas veces hasta que forman parte de nuestra vida diaria. (lávate los dientes, come bien, péinate, saluda …) Estos hábitos pueden cambiarse en la edad adulta, al ser mas consientes mejoramos estos mismos. (ejercicio, dieta balanceada, meditar …)

Ahora les comento de la disciplina: Estas son el conjunto de reglas que nos ayudan a mantener un orden, conjunto de reglas o normas cuyo cumplimiento de manera constante te conducen a cierto resultado.  Esta es una herramienta que en la edad adulta nos ayuda a tener éxito en todo lo que hagamos desde nuestro trabajo, el orden de oficina o casa, en tu bolsa, en tu computadora etc.

Monotonía: aquí se presenta la falta de variedad y nos conduce al aburrimiento o cansancio.

Ojo debemos estar alerta a poder darnos cuenta si estos comportamientos están en nuestra vida, es importante siempre tener buenos hábitos y disciplina ya que estos nos llevan seguramente a lugares donde podemos ser felices y como lo dice mi slogan a #DISFRUTAR ES LA UNICA REGLA …  

Si no tenemos estos comportamientos en nosotros les sugiero que empecemos a tener mejores hábitos y a su vez disciplina te darás cuenta de la vida es mas sencilla, organizada entonces te menciono aleja la monotonía de tu vida este es un comportamiento con una vibración baja que te puede llevar a la depresión.  

¿Te preguntaras y como lo puedo lograr? 

Bueno te sugiero que empieces con rutinas de 21 días poco a poco una cosa a la vez por ejemplo levántate temprano todos los días y agradece el nuevo día veras que después de 21 días ya es para ti un hábito y así sucesivamente, ejercítate, come bien a tus horas.  Yo te quiero dar un ejemplo de mis hábitos que al hacerlos diariamente se convierte en una disciplina de vida, empiezo dando gracias y orando después tomo café para despertar al cerebro, una hora después ordeno mi cuarto y lo siguiente es hacer ejercicio.  Una vez que lo haces todos los días el día que no lo haces te falta algo entonces trata de hacerlo diario… No necesariamente tiene que ser así, pero la vida se lleva mejor con endorfinas y una sonrisa que con pesadez y flojera.

 Entonces quita la monotonía de baja vibración de tu vida cámbiala esta en ti escúchate y atrévete a cambiar para vibrar positivamente. ¿A veces hay días que dices Diosssss y ahora que hago que santa flojera tengo, en esos casos yo primero checo si me siento bien?  Y de ser SI mi respuesta pues rompo con esa energía.  

¿Cómo rompo con esa energía? Pues te recomiendo un salto a la regadera con agua fría y pum todo cambia y ahora si a empezar el día con una mejor actitud.

Vivamos felices, amémonos, no hagas nada por compromiso con alguien más, solo contigo misma y así sigamos adelante que la vida es corta y hay que disfrutarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *