Me encanta poder compartir estas creencia que aun hoy en día se escuchan!

Todo empieza cuando los mayas creen que habían existido diferentes mundos dentro del nuestro, por las diferentes catástrofes había resultado el nuevo mundo (donde habitaban los mayas).

Se dice que había un dios llamado Itzamná el dios de la sabiduría, que se representaba en su forma de iguana.

Itzamná como dios de la sabiduría nos habla sobre el trabajo, el esfuerzo, sacrificio y de como somos capaces de alcanzar las metas en nuestras vidas de experiencia tras experiencia.

¿De donde viene la iguana?

Es un reptil que ha estado evolucionando con el paso del tiempo desde la era de los dinosaurios. Esta iguana habita en centro america y sur america y en algunas partes del caribe, pueden medir desde 1.5 o 2 metros, son herbívoros y se reproducen por medio de huevos.

La Leyenda:

Una noche, cuando salieron a pasear por la playa, el Señor Iguano y la Señora Iguana, encontraron dos huevecillos y los enterraron en la arena.

Al cabo de un tiempo, los huevos se rompieron. De uno salió un niño que dormía en un árbol; del otro, una niña que dormía en un pequeño cenote.

Desde el árbol, el niño veía cómo el Señor Iguano y la Señora Iguana rehacían las montañas, los valles y los ríos para los mayas.

Pero como no había Sol, la tierra estaba muy mojada por los diluvios que habían acabado con los hombres antes de que los dioses les dieran la sustancia del maíz.

El Señor Iguano y la Señora Iguana llamaron al niño: 

-Ven, baja del árbol -le dijeron.

Y el niño bajó y caminó hasta ellos.

-¿Te gustaría ser el nuevo Sol que alumbre la Tierra? -le preguntaron.

-Sí me gustaría -contestó el niño-. Pero si viene mi hermana, la niña que duerme en el cenote; si no, me sentiré solo allá arriba.

Entonces el Señor Iguano y la Señora Iguana llamaron a la niña:

-Ven, sal del cenote -le dijeron.

Y la niña salió y caminó hacia ellos.

-¿Te gustaría ser la Luna que alumbre la Tierra? -le preguntaron.

Y la niña contestó que sí, que acompañaría con mucho gusto a su hermano pues tampoco deseaba estar sola.

Y así el niño y la niña se convirtieron en el Sol y la Luna. Alumbraron la Tierra cuarenta días y cuarenta noches, hasta que se secó y crecieron las plantas comestibles otra vez y los hombres pudieron comer otra cosa que no fuera sólo peces.

Pero juntos daban demasiada luz y demasiado calor a la Tierra. Entonces, los dioses le pidieron al Sol que sólo saliera de día; y a la Luna, de noche.

Todavía hoy, cuando la Luna no se ve, dicen que es porque la niña se queda dormida en el cenote.

Una vez restablecidos el Sol y la Luna en el cielo, el hombre creado con la sustancia del maíz pudo vivir.

Entonces el Gran Padre, Señor Iguano, y la Gran Madre, Señora Iguana, ordenaron a los hombres que los adoraran, y los hombres repitieron con respeto el nombre de los dioses.

Al fin, los dioses dijeron:

-Podemos descansar. Hemos cumplido nuestras creaciones.

ENGLISH

Legend “The Iguana

It all begins when the Maya believe that there had been different worlds within us, but for different disasters had resulted in the new world (inhabited the Maya).

It is said that there was a god named Itzamna the god of wisdom, which is represented in the form of iguana.

Itzamná as god of wisdom talks about the work, effort, sacrifice and how we can achieve the goals in our life experience after experience.

Where does the iguana comes?

It is a reptile that has been evolving over time from the age of dinosaurs. This iguana lives in central america and south america and some parts of the Caribbean, can measure from 1.5 to 2 meters, they are herbivores and reproduce by laying eggs.

The legend:

One night, when they went for a walk along the beach, the Lord Iguano and Lady Iguana, found two eggs and buried them in the sand.

After a time, eggs were broken. One came a child sleeping in a tree; the other, a girl sleeping in a small cenote.

From the tree, the boy watched the Lord Iguano and Lady Iguana remade the mountains, valleys and rivers for the Maya.

But there was no sun, the ground was very wet by the floods which had destroyed men before the gods give them the substance of corn.

The Lord Iguano and Lady Iguana called the child:

They told him, come down from the tree.

And the boy go down and walked to them.

-Would You like to be the new sun that illuminates the Earth? they asked.

Yes, I would like answered the boy. But if it comes my sister, the little girl sleeping in the cenote; I otherwise feel lonely up there.

Then the Lord Iguano and Lady Iguana called the girl:

Come out of the cenote ‘they said.

And the girl went out and walked to them.

-Would You like to be the moon that illuminates the Earth? they asked.

And the girl said yes, glad to accompany his brother because neither wanted to be alone.

And so the boy and the girl became the Sun and Moon. They light up the earth forty days and forty nights, until dried and edible plants grew again and the men could eat anything that was not just fish.

But together they gave too much light and too hot to the Earth. Then the gods asked the sun only out of date; and to the moon by night.

Even today, when the moon is not seen, they say it is because the child falls asleep in the cenote.

After resetting the sun and moon in the sky, the man created with the substance of corn could live.

Then the Great Father, Lord Iguano, and the Great Mother, Lady Iguana, ordered the men to the worship, and the men repeated with respect the name of the gods.

At last, the gods said:

We can rest. We have fulfilled our creations.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *