Hoy en día lo último que debemos hacer es estar sin movimiento … les quiero compartir este texto del Ortopedista Dr. Omar Hernández Oropeza.

La OMS (Organización Mundial de la Salud), informó que el sedentario físico es una de las 10 principales causas de muerte, provocando aproximadamente 2 millones de muertes anuales en el mundo.

El sedentarismo físico simplemente se puede definir como la falta de actividad física y, por lo tanto, conlleva a varias consecuencias en el organismo y en la vida social.

Se considera que se presenta con mayor frecuencia en las grandes ciudades, en sociedades altamente tecnificadas en donde todo está pensado para evitar grandes esfuerzos físicos, lo que lleva al individuo a desarrollar una vida monótona, sin movimiento y con mínimos esfuerzos físicos.

Como por ejemplo, ver demasiado tiempo la televisión, pasar mucho tiempo sentado frente a la computadora o simplemente no realizar ninguna actividad física ni deportiva. Dentro de las consecuencias más importantes se encuentran las siguientes:

OBESIDAD:

En la actualidad, los niños y adultos obesos representan un gran problema de salud en nuestro país. Los sedentarios almacenan grasas en áreas como el abdomen.

OSTEOPOROSIS:

La falta de actividad física hace que los huesos pierdan fuerza y se debiliten.

ENFERMEDADES CARDIACAS:

Hiperlipidemia, la alta disponibilidad de carbohidratos facilita su transformación a grasas (triglicéridos y colesterol), lo que conlleva un aumento en el riesgo de complicaciones.

QUE HACER?

Para que una actividad física sea adecuada, debe realizarse regularmente, debe estar en relación a la capacidad física, edad y estado de salud; debe ser de tipo dinámico (movilizar grandes grupos musculares); de intensidad moderada e inicio progresivo y gradual, que no signifique un riesgo para la salud.

RECOMENDACIONES:

  • El calzado adecuado minimiza el trauma ortopédico.
  • Usar ropa adecuada a la estación (ligera en verano, con sombrero para evitar la excesiva sudoración y el calor; más abrigada en invierno para evitar la pérdida de calor).
  • Evitar el ejercicio en los momentos de temperatura y humedad más extremos.
  • Una comida puede incrementar el gasto cardiaco 25 a 35%, por lo que en la capacidad de ejercicio puede verse reducida en el estado postprandial (además, existe una distribución del flujo sanguíneo secundario a la digestión).
  • Es conveniente evitar esfuerzos o ejercicios intensos, inmediatamente después de ingerir alimentos, o de la ingesta de café, té, u otros excitantes cardíacos, mientras duren sus efectos.
  • No se recomienda ingerir alimentos sólidos (sobre todo en gran volumen o con alto contenido graso), por lo menos durante las tres horas previas a sus ejercicios programados, pues se retrasa el vaciamiento gástrico y sobrecarga del trabajo el corazón. Toda persona, de cualquier edad debe realizar algún grado de ejercicio regular y adecuadamente planificado, de preferencia con una evaluación médica previa y periódica.

PRECAUCIONES

El ejercicio no controlado ni planificado puede ser peligroso. Un ejercicio intenso sin saber como realmente está el corazón o la presión arterial es un riesgo, pueden desencadenar episodios de angina de pecho o crisis de hipertensión.

Dr. Omar Hernández Oropeza

Es ortopedista, director médico de las áreas de Ortopedia y Traumatología, cirugía artroscópica y deportiva, reemplazos articulares, Medicina deportiva, terapia física y rehabilitación de Hospital Angeles y Sedna Hospital.

Sedna Hospital

Periférico Sur 5246, colonia Pedregal de Carrasco, delegaciónCoyoacán, México, D.F.

Contacto: 8000-7300

Correo: dr_omarhdz@yahoo.com.mx

Hospital Angeles

Camino Sta. Teresa 1055, Magdalena Contreras, Héroes de Padierna, 10700 Ciudad de México, D.F.

Contacto: 2587-8519

Correo: dr_omarhdz@yahoo.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *