Por: Nirvana

Lo que piensas es muy importante, tanto o más importante que lo que estás haciendo; Porque lo que estás haciendo, leer, por lo menos sabes que lo estás haciendo y ni cuenta te das de lo que piensas. Eso, lo que piensas… lo estás creando, en tu inmediato futuro, en tu futuro lejano, vas creando tus experiencias… Eso que estás pensando, es lo que has creado.

Las cosas que te pasan, las situaciones que vives, las personas con las que te encuentras, lo que llamas “realidad” y que sientes que sucede allá afuera, existe porque lo imaginaste, porque imaginas, lo malo, bueno, lindo, feo, todo lo que te pasa, pasa porque en algún momento empezaste a pensar que te podía pasar, seguiste pensando en que te pasaría y lograste que te pasara; lo estas co-creando, entre tu pensamiento, tu sentimiento y tu acción; que son la energía de tus deseos y el universo que es una fuerza inmensa, entre ellos se co-crean las situaciones; el universo escucha tus pensamientos y los cumple a veces le toma unos segundos, a veces unos días, a veces unos años, pero los cumple…

“Tu deseo es mi misión, dice el universo y  siempre cumple”.

Cada uno de nosotros va creando su vida día a día; elijo levantarme o no; desayunar una u otra cosa; escojo la ropa que voy a vestir y al ir por el día encontrándome con personas, voy eligiendo como tratarlas y elijo interpretar de modo personal lo que los otros me dicen. Visto de este modo puedo estar de acuerdo en que algo tengo que ver con lo que pasa en mi día, me doy cuenta de que elijo a quien contestar el celular, con quien sentarme a comer y seguir el plan de la tarde o a donde voy a bailar y que voy a hacer esta noche.

De ahí a pensar en el poder creacional de mis pensamientos es solo un pequeño paso.

También suceden las cosas que pensé anteriormente, las elecciones que hice pensando… y lo peor es que no me acuerdo de lo que pensé hace dos años o ayer en la noche, pero ya lo pensé; ya le abrí la puerta, ya lo llamé.

Si, muchas  personas piensan lo mismo, se creará con la fuerza de muchos una realidad, así se implantan en las sociedades pensamientos -Goebbels Jefe de propaganda del tercer Reich afirmaba que una mentira dicha un suficiente número de veces se convierte en una verdad.

Así es que, te pregunto de nuevo, ¿Qué estás pensando? y de nuevo (para que lo vuelvas a leer), lo que piensas lo estas creando.

Estamos relacionados con el todo, somos parte de el, solo que se nos ha olvidado un poco y un mucho se nos ha dicho que estamos separados de Dios, así mismo, alejados de las fuerzas creadoras.

Pensamos, pensamos y pensamos… vamos creando lo que pensamos.

Nuestro modo occidental de racionalizar no es una creación del principio de los tiempos, no somos seres solamente racionales separados del mundo que habitamos y de las cosas que nos pasan, el génesis habla de cómo en el principio de los tiempos estábamos integrados al mundo natural, al ser expulsados de aquel “paraíso original” inició lo que hoy podemos entender como nuestra sensación de separación con el todo. La sensación de separación del todo aumenta con el curso de la historia humana, a más pensamiento racional mayor sensación de aislamiento del mundo en el que habitamos.

Muktananda afirma que la mente consiste en un constante flujo de pensamientos y que en el momento en que volvemos nuestra atención hacia adentro, al acostarnos a dormir cuando retiramos nuestros sentidos del mundo exterior y cerramos los ojos, nos volvemos concientes del incesante flujo de pensamientos, fantasías e imágenes que pasan por la mente.  Los psicólogos del yoga dicen que el estado de nuestra mente determina el estado en el que nos encontramos; para ambos las emociones son producidas por los pensamientos, que son reacciones generadas por íconos e imágenes.

La medicina contra el pensamiento negativo es muy sencilla, simplemente piensa positivo llegamos a una receta para la vida diaria; piensa en cosas lindas y te sucederán cosas lindas.

Buda a través de sus enseñanzas habla de la naturaleza impermanente de todo fenómeno, recordar esta verdad universal (mencionada por Heráclito y por Heisenberg) es la llave para nuestra felicidad personal, el hecho de que todas las cosas son pasajeras quiere decir, que no podemos aferrarnos a ningún objeto o experiencia, ni siquiera podemos aferrarnos a la vida misma.

Todo en esta vida es pasajero y nuestros pensamientos creadores de realidades tienen la condición misma de la impermanencia, pensemos nuevas cosas y veamos cómo esas cosas van habitando nuestras vidas, propiciemos el cambio de las situaciones teniendo en mente una vida más feliz, la felicidad es algo supuestamente fácil de obtener, algo sencillo.

Empieza a pensar que la vida es como estar de vacaciones y estarás ahí más pronto de lo que crees o bien esas situaciones llegarán casi de inmediato.

Imagínate que vives dentro de una familia agradable, que las personas te quieren por quien eres, tú mismo eres capaz de mirar con amor a alguien y poco a poco empezará a suceder.

Ten cuidado con lo que piensas porque lo inventas, ponle gusto a lo que piensas porque lo estas creando y una vez más te pregunto, ¿Qué estás pensando?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *