Icono de la cultura mexicana, representante natural de la gastronomía, y sin lugar a dudas embajador mexicano en el extranjero, y cuando digo “embajador”, lo digo con todas sus letras.

Es asombroso identificar cómo el tequila ha conquistado el mundo, ha recorrido la distancia, ha logrado hacer presencia en lugares muy remotos, y con su poder y franqueza ha logrado introducirse en paladares y corazones de personas de muchos rincones de este planeta. Es muy curioso darse cuenta de que muchas personas podrán no saber a ciencia cierta donde esta México, pero lo que si saben es que ¡El tequila, mexicano es!

La historia de esta magnífica bebida se remonta varios siglos atrás, cuando indígenas nativos del estado de Jalisco, un buen día corrieron a refugiarse en el fondo de una cueva a consecuencia de una gran tormenta, cuando súbitamente cayó un rayo sobre unos verdes magueyes, quemándolos durante algunas horas. Cuando la tormenta cesó, el viento dispersó hacia los vecinos del pueblo un aroma dulce y agradable. Alguien tomó un pedazo de agave quemado y al probarlo sintió un sabor muy dulce, ofreció un trozo a los demás, y así fueron descubriendo sus cualidades y poco a poco notaron el potencial de este ejemplar.

Cuenta la leyenda que un indígena campesino olvidó el jugo de esta planta durante algunos días, al regresar a su choza un nuevo aroma envolvía y al mismo tiempo embriagaba el ambiente. Observó que salían pequeñas burbujas, las cuales formaban una espesa espuma blanca; no pudo contener la curiosidad y decidió probarlo, encontrando un sabor altamente concentrado y distinto. Espumó aquel aromático líquido y lo bebió. Este néctar motivó en él un cambio en su estado anímico, y desde entonces el tequila se considera un regalo de dioses.

 “El tequila sólo es de Jalisco y es el más famoso embajador de México en el mundo”

La materia prima utilizada para la elaboración del tequila es agave azul Tequilana Weber, esta materia prima es la fuente de carbohidratos que mediante el proceso de fermentación serán convertidos en alcohol etílico.

El agave Tequilana Weber azul, el cual se conoce comúnmente como agave azul, es una de las 136 especies de plantas llamadas agave que crecen en México.

Para su adecuada elaboración, se comienza con la Jima, es decir, la labor de cortar las pencas y el tallo, este trabajo es realizado por un jimador, de esta forma se obtiene lo que se conoce como cabeza o piña; las piñas son recibidas para comenzar su proceso de transformación, son partidas, almacenadas y posteriormente introducidas en un recipiente de acero inoxidable para comenzar su cocimiento con vapor, durante 4 horas, y después permanecen por un total de 18 horas a una temperatura de aproximadamente 105° C.

Ese agave cocido se pasa a través de una desgarradora, con el objeto de disminuir su tamaño, y de aquí se obtiene el agave en forma de fibra; después pasa por el molino, en donde se extrae el jugo del mezcal. Para facilitar dicha extracción y evitar pérdidas de azúcares en la fibra, se inyecta agua a presión directamente a la fibra, a esto se le llama enjuague. Una vez extraído el jugo del agave queda una fibra residual, que se le conoce con el nombre de bagazo, esta parte ya no es útil para la elaboración del tequila.

El jugo del mezcal es colocado en tinas de preparación de mostos, aquí se agrega la levadura, misma que es responsable del proceso de fermentación. Una vez preparados los mostos, son bombeados a la sala de fermentación, donde permanecen aproximadamente 72 horas. Aquí se lleva a cabo la reacción química de fermentación, en donde los azúcares serán convertidos en alcohol etílico.

Una vez terminada la fermentación, el mosto es cargado en las columnas de destilación para su destronamiento o primera destilación, de aquí se obtiene el “ordinario” el cual es recolectado en un tanque especial.

El ordinario es cargado en la columna de rectificación en donde se obtiene como producto un tequila con graduación alcohólica de 55%, este es colocado en el tanque de recepción de tequila y de ahí es bombeado al área de almacenes, donde el tequila es almacenado en tanques especiales para este propósito.

De estos tanques, el tequila se pasa a diferentes tipos de barrica, dependiendo el producto final que se desee obtener.

El tequila es una bebida 100% mexicana, un aguardiente inconfundible, su origen proviene de una planta que marca el paisaje mexicano como huella digital, el agave azul.

Beber tequila es iniciarse en un mundo de tradiciones, leyendas y de historias ancestrales, una bebida incomparable, única e irremplazable, en la actualidad el tomarte un tequilita como aperitivo es fabuloso esto es algo que me encanta.

Una cosita mas por lo cual debemos estar orgullosos de nuestro MEXICO.

Se pueden hablar de 3 tipos de tequila: blanco, reposado y añejo. El blanco es transparente como el agua, se obtiene inmediatamente después de la segunda fermentación. El reposado se obtiene después de haber conservado el tequila blanco por lo menos 2 meses en barriles de madera de roble o encino. Este es el más consumido. Y por último el añejo permanece en maduración por lo menos 1 año en las barricas. Este es más oscuro que el reposado y su sabor a madera es más pronunciado.

Desde hace algún tiempo la norma exige que para ser llamado tequila, debe ser al menos 60% de agave. Con el aumento del consumo mundial y del prestigio de esta bebida, algunas casas productoras han optado por la opción de la máxima pureza como índice de calidad.

Ante el aumento del consumo mundial del tequila, surgieron en varios países otros licores que son vendidos con este nombre, así que los productores mexicanos lograron que el gobierno sólo permita llamar tequila a la bebida producida a partir de agave azul, y que respete las normas de calidad, además de que fuera producido únicamente en ciertas regiones del país, que incluyen Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Nayarit y Tamaulipas, es por ello que el tequila es una denominación de origen.

Y en mi caso los familiarias que viven en el extranjero me preguntan *OYE CUAL ES EL MEJOR TEQUILA*

El mejor tequila será siempre, sin duda, el que más te guste, el que le caiga bien, el que por su aroma y sabor agrade, aquel que presente un balance entre lo agresivo y lo suave.

 ¡SALUD!

#ATREVETE

#ELARTEDEVIVIR

#DISFRUTARESLAUNICAREGLA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *