• agosto 6, 2021
  • Janet Álvarez Miranda
  • Movimiento

¿Te has puesto a pensar en que es para ti la inspiración? 

Pues en mi caso cada vez que empiezo a escribir pido inspiración divina y esto para mi es como entender a mi entorno y saber que debo de transmitir, es necesario escucharte y descifrar el mensaje… A veces esta necesidad de ser creativa simplemente la observas en algún momento de tu mañana, color, olor, y eso te detona la idea y manos a la obra.

Este proceso se ha visto envuelto durante siglos, a todo ser humano le llega esa inspiración divina, es como los griegos hablaban de sus musas que los ayudaban a ser creativos desde su emoción tan subjetiva, repentina y contagiosa.

Debemos saber que esa información la tenemos dentro de nosotros mismo que con cualquier estimulo se prende y fluye, increíble poder hacer conciencia de esto y entender que nuestro ser necesita comunicarse, ya sea con palabras, con colores, con baile, con tonos musicales tantas actividades donde vemos nuestra creatividad involucrada y solo se necesita darnos cuenta de eso que esta sucediendo y dejar que se active el botón interno.

Si te pones a pensar cuantas cosas han transformado al mundo desde esa respiración soñadora en la cual un color, un olor, un chispazo puede hacer que surja una gran idea y empezar a trabajarla.

En este momento al fluir en mi escritura siento como el amor, la felicidad, la armonía, la calma, y las ganas de transmitirles esto que me provoca buscar una cantidad infinita de palabras en donde podemos darle significado a la inspiración del día.

Recuerda que según Wikipedia* la inspiración es un estimulo o lucidez repentina que favorece a la creatividad. *

 Entonces que maravilla observa ese estimulo que hoy te va a ayudar a cambiar el botón interno y prenderlo, seamos creativos, reíamos, amemos, exaltemos nuestros sentidos que de ahí sale ese gran estimulo que te hace un ser maravilloso.

Te has puesto a pensar como los grandes impresionistas hacían cosas fuera de contesto en ese momento en el que vivían, pero escuchaban su inspiración y ahora imagínate un cuadro de Joaquín Clausell el fue el único mexicano que siguió este movimiento que surgió en Francia. Joaquín Clausell nació 1866-1935 fue abogado y se dedico al periodismo y hacia caricatura política, el fue un mexicano muy activo en la política ya que estaba inconforme con la desigualdad que teníamos en México esto fue durante el Porfiriato.

El viajo a Paris y ahí tuvo el contacto con los impresionistas especialmente con Emile Zolá y ahí fue donde la INSPIRACION se activa y empieza a disfrutar esa semillita que descubrió en el.   

Ese es un ejemplo de cuantas cosas podemos detonar con la inspiración, que maravilla atrévete a dejar que el corazón lata, el amor fluya en tus venas y la felicidad sea parte de ti. #DSIFRUTARESLAUNICAREGLA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *